Las compañías de subastas y de financiamiento tienen una relación de beneficio mutuo. Establecer y mantener estas relaciones en la industria de financiamiento es esencial para el éxito, especialmente para las subastas, que diariamente enfrentan numerosos retos en su negocio, entre otros:

  • Falta de fondos de los concesionarios
  • Retraso en el pago
  • Dificultades para colocar en piso
  • Falta de asistencia
  • Falta de mercadeo
  • Poco concesionarios en ventas

Las compañías de financiamiento pueden ayudar a las subastas a sobrellevar estos retos ya que prestan un valioso servicio de pagos rápidos, puntuales y garantizados por las unidades vendidas, lo cual permite a las subastas enfocarse en lo que hacen mejor: vender carros. Pero hay otras ventajas para las subastas que tienen una sólida relación con las compañías de financiamiento Fondos garantizados en la línea Esto redunda en beneficio de las subastas que tienen capacidad de compra en las líneas. Esto es del conocimiento de todos; sin embargo, es la base y el aspecto más importante en el negocio de las subastas. Debido a que su negocio está enfocado en un aspecto: vender más carros, tener una relación con una compañía de financiamiento le proporciona a la subasta clientes con poder adquisitivo. Esto se traduce en más unidades en el carril, lo cual tiene un efecto más positivo en la disponibilidad de efectivo para la subasta. 2. Tasas de conversión mayores Generalmente, más dinero en los carriles equivale a más carros vendidos, lo que da como resultado mayores tasas de conversión. Por otra parte, debido a la continua volatilidad de los precios de mayoreo, a los vendedores les gusta vender carros en las subastas donde los concesionarios tienen fondos abiertos y disponibles. Por tanto, ellos desean estar en los carriles donde hay dinero. 3. Relaciones permanentes más sólidas Como en cualquier negocio, las subastas prefieren que los concesionarios sean clientes recurrentes que les compren vehículos una y otra vez. Si una subasta tiene una sólida relación con una compañía de financiamiento que es utilizada por varios concesionarios, hay más posibilidades de que estos concesionarios se conviertan en clientes recurrentes.  Es más, esto proporcionará a las subastas una publicidad de boca en boca, ya que estos concesionarios les platicarán a otros sobre la subasta, con lo cual atraerán aún más clientes. Para sacar el mayor provecho de estas ventajas, es importante que las subastas aprovechen sus relaciones con las compañías de financiamiento y es igualmente importante pensar en el futuro tanto como en el presente cuando hablamos de estas relaciones. La transparencia y la confianza son aspectos esenciales en el proceso de creación de una relación, haciendo que sea importante para ambas partes establecer metas claras y concisas desde el inicio de la relación. Esto les permitirá tanto a las subastas como a las compañías de financiamiento trabajar en conjunto a través de una relación creada con base en la confianza y en el respeto mutuos. La forma en que esta relación agrega valor realmente se puede medir en muchos niveles, además de lo que se ha señalado aquí. Flexibilidad, metas claras y concisas, facilidad de uso y una relación en la que se busca el beneficio mutuo son aspectos igualmente importantes para el concesionario que está buscando una experiencia de compra positiva. Proporcionar todos estos factores tangibles puede llevar los negocios a otro nivel y promover el éxito. Dicho con palabras sencillas, cuando las subastas y las compañías de financiamiento se unen y actúan como socios para crear un entorno que beneficie al concesionario, todos ganan